EDICIÓN 15: Febrero - Marzo '06

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

Dassana



La meditación es tan natural como cualquier otra actividad humana.

La mayoría de la gente lleva vidas normales y corrientes, utilizando sólo una parte muy pequeña de su conciencia. Siendo homo sa-piens sapiens, contamos con un enorme potencial para desarrollar y expandir nuestra conciencia. La me-ditación nos ayuda a fortalecer nuestra conciencia, aumentando nuestra creatividad y dando más significado a nuestra vida.










La meditación es tan antigua como la humanidad misma, y aparece al mismo tiempo que la conciencia humana – sólo que en aquellos tiempos aún no se llamaba meditación.






Normalmente se considera que la meditación proviene de las culturas orientales. Esto es porque en occidente se ha conocido abiertamente en tiempos recientes, además de por la representación tan eminente en el Budismo y el Hinduismo de las tradiciones meditativas. Para el mundo judeo-cristiano occidental fue como una “revelación”, ya que históricamente la me-ditación, en occidente, formaba parte más bien de la vida espiritual privada o escondida tras los muros de los monasterios cristianos, o arraigada en la tradición secreta judía de la Kábala.
La meditación tanto en oriente como en occidente se sistematizó, utilizando métodos concretos para facilitar su legado de una generación a la siguiente. Durante este proceso, los objetivos y efectos de la meditación se expresaron con palabras y símbolos de las religiones y culturas equivalentes.



Por este motivo los diferentes métodos de meditación parecen describir realidades completamente diferentes.

Pero en realidad este no es el caso. La confusión causada por las diferentes descripciones sobre la meditación no debería distraernos de la auténtica naturaleza de la meditación, que es: el desarrollo del potencial humano de conciencia.
A este potencial pertenece un campo que define a la humanidad desde los albores de la Historia: la búsqueda de lo desconocido, la búsqueda de lo divino. Esta búsqueda es el eje del proceso de desarrollo que denominamos meditación.
Como homo sapiens sa-piens o personas de “doble-sabiduría” que somos, tenemos la habilidad de saber que sabemos. Si utilizamos este nombre científico como orientación, el objetivo básico de nuestra especie podría ser la realización de que, individual y colectivamente, poseemos el potencial de la doble sabiduría.
¿ Cómo se manifiesta esta “doble sabiduría”?
Los seres humanos no sólo tenemos la habilidad de “saber”, sino también la habilidad de darle la vuelta el espejo del conocimiento y mirarnos a nosotros mismos reflejados. Podemos observar cómo observamos. Este proceso de observación se encuentra en el corazón de la meditación.

Dassana ha estado impartiendo cursos de meditación en Ibiza, Holanda y Alemania durante 15 años. Más información en:
w w w . m e d i t a t i o n i n c e l e b r a t i o n . c o m

Parte II: “De la oruga a la mariposa“ en la edición Abril/Mayo.









Imágenes del artículo