EDICIÓN 15: Febrero - Marzo '06

LA GLUCOSAMINA Y SU RELACIÓN CON LA SALUD DE NUESTRAS ARTICULACIONES








La glucosamina en su estado natural se encuentra en nuestros músculos y articulaciones. Es un ingrediente importante de nuestra mobilidad diaria y también de la salud de nuestros cartílagos, tendones y ligamentos. Es esencial en la producción y regeneración del cartílago, así como del líquido sinovial (el aceite de las articulaciones). Puede fortalecer el núcleo de los discos intervertebrales, y es también necesaria para el desarrollo sano de uñas, tendones, piel, ojos, huesos, ligamentos y mucosas.

El sulfato de glucosamina es producido de forma natural por el cuerpo. Esta producción corporal es un proceso lento.






Cuando nuestras articulaciones están dañadas, pueden ser necesarias cantidades mayores de glucosamina de las que puede proporcionar nuestro cuerpo. Por este motivo a menudo se toma de forma oral como suplemento nutritivo.

El sulfato de glucosamina puede aliviar los problemas articulares asociados con las lesiones deportivas y la artritis. En un estudio realizado durante tres años sobre el desarrollo a largo plazo de la artrosis de rodilla, en el que participaron 212 personas, se compararon los efectos de tomar sulfato de glucosamina con un grupo placebo. Las personas del grupo placebo mostraron un estrechamiento progresivo del espacio articular de la rodilla, mientras que las que tomaban sulfato de glucosamina no mostraron pérdidas significativas del espacio articular. Además gozaron de mejoras importantes a lo largo de los tres años que duró la prueba en cuanto al dolor y las incapacidades que sufrían.

Muchas pruebas han confirmado que el sulfato de glucosamina ha tenido más éxito que otros medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs). No se han apreciado efectos secundarios significativos, aunque no debe ser tomada durante el embarazo, ya que no se han estudiado aún sus posibles efectos.





Para más información se recomienda llamar al:
0044 - 1481 714 015 y recibir la publicación Healthspan Magazine, junto con una orden de pedido para productos de glucosamina, o visitar la página web del Centro de Información sobre Glucosamina y Artrosis en:
www.glucosamine-arthritis.org

*** La información recogida en este artículo se ha obtenido de la edición de Marzo 2005 de la revista “Healthspan”, además de la página web del Centro de Información sobre Glucosamina y Artrosis.







Imágenes del artículo