EDICIÓN 82: Abril - junio 2017

La Passion de Lana Love

Esther Nicklin
La aventura de Lana Love empezó en 2002, cuando una croata aspirante a actriz abrió Passion Café en Playa d’en Bossa, plantando así una semilla de alimentación saludable en uno de los lugares menos fértiles para ello de Ibiza. En los últimos tres años, ha creado cinco restaurantes especiales más, y abrirá el séptimo este verano, como extensión del Passion Café de Santa Eularia. Passion abrió el camino para que Ibiza ascendiera a las altas esferas de la alimentación más saludable, nada menos, así que nos encontramos con Lana para averiguar cómo hace fructificar sus sueños.
 
He leído que, con todo lo que has logrado, aún no te sientes satisfecha.
Creo que nunca llegaré a sentirme satisfecha del todo, pues siempre hay espacio para mejorar en todo lo que haces. Aunque la gente está entusiasmada con Passion, aún pienso, «Hmmm es bueno, pero siempre podemos mejorar». Es un proceso que nunca se termina.
 
¿Estás planeando un nuevo Passion?
Creo que habrá más Passiones, pero no hay nada encima de la mesa ahora mismo. Me encanta crear nuevos conceptos, encontrar nuevas localizaciones, decorar y confeccionar nuevos menús. ¡Pero entonces tienes que abrirlos y gestionarlos! Necesitas personal, formación, un sistema y una estructura interna. Hasta ahora vengo haciéndolo todo como mujer-orquesta. Trabajando sola he ido de uno a seis restaurantes en solo tres años, lo que ha resultado bastante estresante. Empecé a perderme la diversión de Passion, así que ahora estoy juntando un equipo Passion junto con un mánager para que me ayuden. Necesito salirme yo personalmente de algunas áreas, y es que no es sano para mí ni para el negocio estar con las manos en la masa en todos los aspectos. Mi mánager me dijo, «Esto es increíble. Tienes seis locales, más de 80 empleados, y no tienes siquiera una oficina ni otra persona que te ayude. Solo tú misma... y ahora yo».
 
Resultas muy inspiradora. ¿Cómo lo consigues?
Puede que resulte inspiradora, y es agradable oírlo, pero, ¿recomendaría hacer lo que yo hago? Solo hasta cierto punto. Es bueno seguir tus sueños, pero el ritmo al que he hecho las cosas puede no ser plato de gusto para todos. No quiero parecer arrogante, pero tengo ciertas fortalezas. Mucha gente a mi alrededor, yo misma incluída, aún nos preguntamos aturdidas cómo consigo gestionar todo y seguir haciendo lo que hago. Puede resultar desbordante. Si una cámara secreta hubiese filmado los últimos 15 años de mi vida, la gente pensaría, «Bueno, es alucinante y me alegro mucho por ti, pero no gracias, ¡para mí no!» Ni siquiera puedo planificar una cena con amigos, porque es imposible predecir los retos que el negocio me lanzará. Passion y el servicio al cliente siempre son mi prioridad, así que encontrar tiempo para mí, sencillamente para relajarme, ha sido difícil.

¿Quién te inspira, y por qué?
Mis clientes... escuchar sus deseos y necesidades me inspira a no quedarme quieta nunca. Me inspiran los nuevos proyectos, pues me aburro si tengo que hacer lo mismo una y otra vez. Claro que hay muchas personas inspiradoras en el sector de la salud y los medios sociales. David Wolfe fue el primero en inspirarme. Lo que me alucina de David es su cerebro y la cantidad de información que tiene ahí almacenada. Gracias a él, la gente ahora come bayas goji, cacao crudo, maca y cosas así. Él fue el primero que empezó a hablar de ello y para mí fue el punto de inflexión que me hizo interesarme por los super-alimentos.

Sé que has eliminado la carne roja del menú... ¿eso qué tal ha sido recibido?
Era bastante arriesgado, pues lo que mejor se vendía en Playa d’en Bossa eran la hamburguesa y el desayuno inglés, y por otro lado las hamburguesas de cordero y de ternera en Passion Marina. Pero es que ya no podía apoyar a la industria cárnica. Creo que a las personas nos va muy bien una dieta sin carne roja. Si realmente quieres consumirla, hay mil sitios donde ir, pero yo quería que Passion fuera el lugar donde mostrar que es posible comer de maravilla sin ese tipo de carne. Ofrecemos opciones vegetarianas y veganas deliciosas, pescado y pollo, y con todo eso sobra. Me arriesgué, pero confié en mis instintos y en seguir aquello en lo que creo. Tal vez perdimos algunos clientes, pero ganamos otros, y estamos más ocupados que nunca, con gente incluso haciendo cola en la calle.
 
¿Cuán cerca estás de cumplir tu sueño vegano?
Será estupendo si un día puedo tener un local totalmente vegano, pero Passion es conocido por su versatilidad (con algo que ofrecer a todas las personas), así que tendría que ponerle otro nombre. Desde el punto de vista empresarial, frena el pequeño porcentaje de personas que son veganas, pero la buena noticia es que esas cifras van creciendo. La Zumería Passion con prensa en frío en la Passion Pantry me acerca a mi sueño de lugar vegano e incluso crudo. Realmente sentí que no procedía colocar ningún tipo de carne entre los zumos prensados en frío y envasados en hermosas botellas de cristal y otros alimentos sanos que vendemos en la Passion Pantry.
 
Sé que te encanta viajar y eso también debe ser muy inspirador, pero ¿qué hay de tu país de origen, Croacia?
Mi inspiración principal viene de Croacia y de cómo crecí. Apenas había alimentos procesados, todo era natural y casero. Preparábamos gran parte del alimento desde cero: mermeladas, salsas de tomate, siropes, pepinillos y otros fermentados, todas las galletas y pasteles eran caseros, y mucho más. Todo era bueno, fresco y natural. La primera vez que me tomé una lata de Sprite o unos Corn Flakes de una caja fue cuando me mudé a Londres a los 18.
 
¿Puedes ofrecer algún consejo a quienes quieran emprender su propio negocio?
Si esperas a tener garantías de que tendrás éxito, nunca darás el paso final. Debes literalmente tirarte a la piscina, sin miedo. No puedes dejar que el miedo te frene. ¿Qué es lo peor que podría suceder? Si te lanzas a esa oportunidad y fracasas, ¿qué es el fracaso? Se llama aprendizaje. Tienes entonces que levantarte, sacudirte el polvo y empezar de nuevo. ¡Sigue adelante!

Imágenes del artículo