EDICIÓN: Diciembre - Febrero 2017

El misterio de los círculos en los cultivos

Jerry Brownstein
Cientos de hermosos y complejos patrones aparecen en campos de cultivo de todo el mundo cada año, y sin embargo su origen y su propósito siguen siendo un misterio absoluto. La ciencia convencional y los medios intentan convencernos de que esos círculos en los campos son meramente obra de artistas humanos, pero las pruebas no indican eso. Estas increíbles formas parecen salir de la nada... siguen apareciendo año tras año... y aún así la mayoría de la gente no se entera del misterio que las rodea. ¿Quién o qué las está creando? ¿Qué significan? Si estas formas no son creación humana, entonces deben tener un origen fuera de este mundo... y eso sería la mayor noticia de la historia. Y, sin embargo, los medios convencionales no hacen mucho por explorar este fenómeno. Analicemos algunos de los hechos y veamos a dónde nos llevan.
 
Una de las características más asombrosas de los círculos en los cultivos es la cantidad de ellos que aparece regularmente cada año. Hace muchas décadas que se ha sabido de su aparición, pero no fue hasta 1980 que empezó a llevarse un registro detallado de ello. Desde entonces, se ha informado de unos 10.000 en todo el mundo, y más de 6.000 de ellos han sido investigados y documentados. Han aparecido en varios lugares, pero casi el 70% suceden en el sur de Inglaterra, y sobre todo en la zona de Wiltshire. Estos círculos pueden aparecer en cualquier campo de cultivo, pero tienden a hacerlo en grandes campos de trigo u otros cereales, y varían en tamaño, desde los relativamente pequeños hasta enormes diseños de gran complejidad que cubren hasta 20.000 m2. Estos diseños espectaculares a menudo despliegan un gran simbolismo geométrico y astronómico.
 
La mayoría de la gente piensa que los círculos en los cultivos son inocentadas realizadas por manos humanas, y es que esta opinión ha sido definida y promovida por los medios de masas. En 1991, muchas agencias de noticias afirmaron que el misterio había sido resuelto tras la confesión de dos bromistas ingleses llamados Doug Bower y Dave Chorley. Los famosos ‘Doug & Dave’ revelaron que eran ellos (y no extraterrestres) quienes habían hecho salidas nocturnas desde 1978 para crear los increíblemente bellos y crípticos símbolos que aparecían en las colinas de Inglaterra. Esta afirmación pronto fue refutada al ser incapaces de mostrar que pudieran hacer un círculo real en una noche utilizando sus sencillas herramientas, con tablas y cuerdas. Sus esfuerzos por lograrlo fueron chapuceros y mediocres.
 
Sin embargo, la historia de Doug & Dave supuso el emerger de muchos otros escépticos que realizaron grandes esfuerzos para demostrar que estas creaciones podían ser humanas. Distintos equipos armados con láseres y otros artefactos sofisticados han intentado emular los círculos genuinos, sin lograrlo. Los mejores de estos diseños humanos se parecen a los reales, pero se logran con el trabajo de muchas personas durante varios días, mientras que un círculo real aparece durante una sola noche, en cuestión de horas... o menos. Estos círculos hechos por personas son también muy diferentes, de otras maneras que vamos a ver más adelante. A pesar de ello, la opinión pública prevalente aún cree que los círculos en los cultivos están hechos por personas, y esta creencia persiste a pesar de la creciente evidencia que apoya la teoría de que ‘otra cosa’ está creando estas obras de arte naturales. He aquí algunos de los extraordinarios efectos de los círculos reales que no se dan en los diseños hechos por humanos:
 
Los tallos de los cereales son diferentes
En los círculos genuinos, los tallos no están rotos sino doblados en un ángulo de 90º a unos 2 cm del suelo. Los científicos botánicos afirman que la única manera de que esto suceda es si las plantas se vieran sometidas a un impulso corto pero intenso de calor o energía. Esto ablandaría los tallos, permitiendo doblarlos sin dañarlos. Examinar los tallos de las plantas es la mejor manera de identificar un círculo auténtico, porque en los que han hecho personas los tallos están siempre rotos y serrados.
 
Cambios en la composición del suelo
Los investigadores han descubierto cambios de temperatura claros y una estructura cristalina en el suelo dentro de los círculos. El suelo parece haber sido tostado, y los analistas concluyen que se requeriría una temperatura de 1.500 ºC para crear tal cambio. Además, desaparecen grandes cantidades de agua subterránea y en superficie (hasta millones de litros) dentro y alrededor de un círculo durante su formación. Cuando los agricultores encuentran círculos nuevos en sus campos, generalmente ven cómo el diseño humea vapor. Fotografías aéreas realizadas con visión infrarroja muestran que la capa freática de agua bajo un círculo permanece mermada durante hasta una semana.
 
Efectos electromagnéticos
Mediciones electromagnéticas realizadas dentro de los círculos en los cultivos han mostrado hasta 10 veces el nivel normal. Las brújulas giran de forma errática y no pueden localizar el norte; fallan los aparatos que llevan baterías, como relojes, cámaras y teléfonos móviles; las baterías nuevas se vacían en minutos; las frecuencias de radio se ven afectadas; los animales de granja y los pájaros se muestran agitados y se mantienen lejos de los círculos; en algunos casos, ciudades enteras han perdido el suministro eléctrico.
 
Efectos en humanos
Algunas personas experimentan estados de conciencia agudizados dentro de los círculos. Otros se quejan de dolores de cabeza y síntomas físicos o mentales poco habituales, incluyendo mareos, náuseas y desorientación.
 
Testigos de los círculos en los cultivos
Más de 80 personas han sido testigos e informado de que han visto cómo se formaban los círculos en tan solo 15-20 segundos. Todos describen haber visto bolas de luz de colores brillantes (orbes) antes y después de formarse el círculo. Según algunos informes, se han visto rayos de luz en la zona donde el cultivo está siendo arremolinado en una forma geométrica.
 
Líneas telúricas
El campo magnético de la Tierra (una cuadrícula energética) crea lo que se llaman “líneas telúricas”, y muchos lugares sagrados (como Stonehenge) se encuentran en o cerca de estas líneas de energía. ¿El hecho de que la mayoría de los círculos en los cultivos aparezcan en zonas donde se cruzan estas líneas será mera coincidencia?
 
La evidencia claramente señala a un origen no-humano de estos círculos, pero esto es tan solo el comienzo del misterio. Si estos diseños espectaculares no están hechos por humanos, entonces, ¿qué o quiénes los están creando... y por qué? ¿Se trata acaso de mensajes de otro planeta... o de otra dimensión? Desde luego que los diseños parecen tener algún tipo de elegante simbolismo geométrico que podría contener mensajes crípticos. Varios, de hecho, han sido interpretados como las respuestas simbólicas a los mensajes de radio que nuestras agencias espaciales han enviado al universo. Como se puede apreciar, las preguntas en torno a estos círculos en los cultivos son interminables, pero la mayor pregunta es por qué no estamos haciendo más por encontrar las respuestas. Cientos de veces al año se nos presentan estos sucesos misteriosos que parecen venir de una fuente extraterrestre... crean elegantes diseños que podrían contener mensajes cósmicos crípticos... y sin embargo hacemos muy poco por saber más acerca de ellos... mientras el público en general apenas sabe nada de ello. Se trata tal vez del mayor misterio que rodea a este magnífico fenómeno: algo o alguien está llamando a nuestra puerta... y hacemos como si ni siquiera estuviese ahí... •