EDICIÓN 79: Octubre - Diciembre 2016

Dulces sueños

Sabina Brownstein
¿Recuerdas tus sueños y entiendes sus mensajes, o tienes dificultades para recordarlos e interpretarlos? Los estudios científicos han demostrado que todo el mundo tiene sueños, incluso las personas que son ciegas. De hecho, la mayoría de nosotros pasamos aproximadamente el 20% de nuestro tiempo total de sueño soñando, lo que significa que soñamos durante al menos una hora y media casi todas las noches. Es normal experimentar un promedio de cuatro a cinco sueños por noche, pero puede que tengamos mínimo dos y máximo nueve. Los que dicen que no sueñan, en realidad sólo tienen dificultad para acordarse de sus sueños.
 
Incluso si no recordamos nuestros sueños, siguen siendo necesarios para mantener nuestro equilibrio emocional y físico. Los sueños por lo general ocurren durante el sueño REM (movimiento rápido del ojo), y los estudios han demostrado que cuando no obtenemos suficiente de este estado de somnolencia nos ponemos nerviosos y experimentamos una falta de concentración. En casos extremos, las personas que carecen de sueño REM pueden experimentar síntomas psicóticos y alucinaciones. Los sueños no sólo son importantes para la salud y el bienestar, también son una fuente maravillosa de fantasía, aventura y romance. Pero quizás el aspecto más interesante de los sueños es que pueden ayudar a desentrañar cosas del pasado, o incluso predecir un evento que va a pasar en el futuro; pero primero hay que ser capaz de recordarlos.
 
Algunas personas recuerdan sus sueños con facilidad, pero la mayoría de nosotros nos olvidamos del papel que hemos jugado en nuestros dramas nocturnos. Es útil tener técnicas que nos ayuden a recordar nuestros sueños. Al igual que los actores memorizan sus papeles, también son necesarias ciertas habilidades para que los soñadores recuerden sus sueños. Gracias a las investigaciones, numerosos estudios han demostrado que las personas que se despiertan durante el sueño REM se encuentran en medio de un sueño, y por lo tanto sólo pueden recordar algunas partes. Los que se despiertan más de cinco minutos después del sueño REM, sólo son capaces de recordar fragmentos de sus sueños. La gente que se despierta inmediatamente después del sueño REM es capaz de contar sus sueños al completo con cierto detalle. En los primeros segundos tras despertar es cuando el sueño es más intenso. Esto significa que la forma de recordar sus sueños es escribirlos en un papel tan pronto como se despierte, mientras sigan frescos en su memoria. Es útil tener un bolígrafo y un diario al lado de su cama para que pueda anotar la mayor cantidad de detalles que pueda recordar. Una vez que haya escrito algunos eventos básicos sobre el sueño será más fácil recordar otras partes.
 
A medida que coja más experiencia en recordar sus sueños normales, es posible que quiera aprender a tener sueños lúcidos. Estos son los sueños en los que se toma conciencia mientras se está soñando, y está al menos parcialmente despierto dentro del drama del sueño. Esto le permite explorar el mundo de los sueños con claridad, todo lo que se ve, se oye, el tacto y el gusto pueden ser tan auténticos como la realidad. También le da la capacidad de tener cierto control sobre lo que está sucediendo en el mundo virtual de su sueño. Los expertos en el sueño lúcido pueden cumplir todas sus fantasías durante sus escapadas nocturnas. Muchas personas son capaces de tener sueños lúcidos, pero muy pocos pasan por el entrenamiento para aprender cómo hacerlo. Para la mayoría de nosotros es más que suficiente aprender a recordar la mayoría de nuestros sueños normales.
 
La mejor motivación para escribir sus sueños es la de saber los valiosos mensajes que hay en su mente subconsciente. Mantener un diario de sueños le dará una visión más clara sobre sí mismo, y puede convertirse en su libro personal de la sabiduría. Carl Jung sentía que el verdadero conocimiento de uno mismo proviene de la observación y la interpretación de una serie de sueños durante un período de tiempo para que pueda empezar a construir un listado de temas recurrentes de su vida. Cada sueño puede ser un portal que le permite mirar en su interior, y un diario de sueños es una gran manera de grabar estos viajes interiores. Hay muchos consejos y teorías sobre la mejor manera de interpretar sus sueños. Uno que funciona bastante bien es tener en cuenta que todos los eventos están de alguna manera ligados a uno mismo, incluso si lo que está sucediendo en su sueño no parece tener nada que ver con usted. Confíe más en sus sentimientos que en su mente, esto permite que las emociones del sueño le muestren lo que significan. Al hacer esto regularmente podrá recordar con mayor facilidad sus sueños y comprender los mensajes que tienen para usted. Al igual que con todo lo demás, la práctica hace al maestro. ¡Felices sueños! •
 

Imágenes del artículo