EDICIÓN 77: Junio - agosto 2016

Mejorando la calidad de nuestra agua

Nat Rich
Hay dos preguntas que a menudo se hace la gente al decidirse a hacer de la isla de Ibiza su hogar. La primera es «¿Puedo permitirme vivir aquí’?» y la segunda surge justo después de mudarse: «¿Qué puedo hacer para mejorar esta agua tan mala?». No tengo varita mágica que pueda ayudarte con el precio del hogar de tus sueños, pero por suerte hay ahora soluciones para esas dificultades con el agua a las que muchos nos enfrentamos en esta hermosa isla. Hayas nacido aquí o te hayas enamorado de la onda y decidido que es un lugar estupendo para vivir, habrás visto, oído o tenido un problema con el agua en algún momento de tu estancia. La mayoría de los residentes conocen bien las dificultades que surgen de tener agua salada y además con mucha cal. Lo primero que resulta evidente es que no puedes beberla. Tras una semana empezarás a darte cuenta de que el agua te deja el pelo seco y dañado tras la ducha, sin importar el precio del acondicionador que utilices. Entonces, ¿por qué tenemos este problema y qué podemos hacer al respecto?
  
Si tuviste el placer de leer los dos artículos de Katherine Berry en ediciones anteriores de IbiCasa, serás consciente de que durante la última década Ibiza ha visto un gran cambio en su situación con el agua. Hay una serie de factores clave que han llevado a una escasez crónica de agua, siendo el principal la sobrepoblación de la isla durante los abarrotados meses de verano. Casi toda nuestra agua viene de acuíferos subterráneos, lo cual no sería un problema si pudiéramos equiparar el gasto de agua con la entrada. Durante el pasado los niveles de estos acuíferos siempre descendían en verano pero luego se recuperaban durante los ocho meses de temporada baja. Sin embargo, con el reciente incremento en el consumo, las lluvias de invierno no son suficientes para rellenar los acuíferos. A niveles tan bajos, el suministro de agua se contamina con algas, resultando en un porcentaje muy alto de sal. El agua que tiene demasiada sal causa daños a tu piel, pelo, salud, tuberías y electrodomésticos... y por supuesto es inútil tanto para beber como para cocinar. Ni siquiera puedes regar el jardín con ella. Si a esto le añades los altos niveles de calcio debido a la filtración por la piedra caliza subterránea, tienes la receta del agua extremadamente mala que muchos tenemos que soportar en Ibiza.
  
La buena noticia es que existen ya muchas más formas que nunca de mejorar tu agua. Antes la única opción era utilizar las máquinas de osmosis inversa, que son muy efectivas pero suelen gastar unos 4 litros de agua por cada litro que producen. Por suerte ese problema ha sido resuelto y los modelos más nuevos de osmosis inversa disponibles en Ibiza son mejores, más eficientes y menos intrusivos. Lo que es más importante, es que reducen el malgasto de agua hasta en un 75%, lo que resulta en un litro de agua gastado por cada litro producido. Es importante saber que tanto en las máquinas antiguas como en las más nuevas de osmosis inversa puedes implementar un sistema de gestión de aguas que dirija el exceso de agua a tus plantas y jardín en lugar de tirarla por el desagüe.
 
Ionizar tu agua es otra forma efectiva que ahora está disponible. Este sistema no solo filtra el agua del grifo, sino que además utiliza el proceso de electrólisis para ajustar su equilibrio ácido/alcalino. El resultado es un agua que te hidrata mejor que el agua normal, y que además tiene numerosos beneficios adicionales para la salud... incluso para ayudarte a perder peso, según dicen algunos estudios. Otra alternativa implica re-estructurar tu agua. Esta es una de las soluciones más novedosas, y funciona mejor para el agua que será para beber, ya sea del pozo o de una cisterna de agua de lluvia. El proceso de re-estructuración cambia la forma, tamaño y alineamiento de las moléculas de agua. Re-introduce lo que se conoce como ‘energía vital’ en el agua, y se dice que esta calidad es esencial para todas las formas de vida. También garantiza que aumenta el crecimiento de tus plantas en un 30%, y en muchos casos se ha llegado al doble. Esto es porque el agua estructurada es mucho más fácilmente absorbible tanto por plantas como por humanos, lo que mejora de forma drástica la hidratación.
 
Tal vez la solución más fascinante sea un proceso de deshumidificación que extrae la humedad del aire y la transforma en agua potable pura. No se trata de una loca idea teórica que tal vez llegue un día al mercado, sino que la tecnología ya existe y está disponible en Ibiza. No solo produce agua del aire, sino que además incorpora un sistema de osmosis inversa para eliminar impurezas y otras toxinas dañinas del agua. Aún se ‘malgasta’ algo de agua en el proceso, pero recuerda que este agua vino originalmente del aire. No viene de los acuíferos y por tanto malgastarla no va en detrimento de los niveles subterráneos de agua... y además puede ser redirigida a tu jardín.
 
Todas estas soluciones pueden ayudar a hacer tu agua más sana, limpia y potable, pero también hay sistemas disponibles que hacen que sea más segura y eficiente para tus tuberías y electrodomésticos. Las últimas tecnologías pueden extraer y eliminar la cal que causa tanto daño en nuestros hogares. Estos sistemas se adhieren a las tuberías en el punto en el que el agua entra en tu casa, y están diseñados para descomponer la acumulación de cal para que tus tuberías estén más limpias y no sufran más daños.
 
Como ves hay una gran variedad de soluciones disponibles, pero antes de hacer nada al respecto deberás saber exactamente qué contaminantes están en el agua y cómo podrían estar causándote daño, a ti y a tu hogar. Así que vayas a construir, comprar, alquilar o incluso cultivar tu comida, lo primero que debes hacer es analizar tu agua bien. Quienes busquen mejorar su suministro de agua podrían beneficiarse de utilizar los servicios profesionales de un consultor independiente. Como expertos en calidad de aguas, pueden guiarte para elegir las pruebas y soluciones que mejor se ajusten a tu situación personal. Un buen consultor hará testar tu agua de forma rápida y eficiente para que pueda ponerse en marcha la mejor solución... y pronto tu vida empiece a fluir con agua limpia y saludable. •
 

Imágenes del artículo