EDICIÓN: Octubre - Diciembre 2012

LA QUIROPRÁCTICA ME CAMBIÓ LA VIDA











 
Nunca lo hubiera imaginado, pero la vida de Jans Olde Wolbers cambió para siempre a mejor tras una visita a un doctor quiropráctico hace más de 15 años en Melbourne, Australia.
 
“Había sufrido debilitantes dolores de cabeza casi a diario durante toda mi infancia y adolescencia. Llegaba a casa del colegio y tenía que tomarme pastillas para el dolor y dormir en una habitación a oscuras, pero el dolor volvía semana tras semana, mes tras mes – recuerdo que pensaba que tenía que haber una forma mejor de resolverlo.” Jans recuerda que esos dolores de cabeza afectaban a todos los aspectos de su vida, incluyendo sus notas, su capacidad para hacer deporte o para encontrarse con amigos.
 
“Mi gran suerte fué que mi madre tuviera la lucidez y el valor de probar algo distinto. Me llevó a un quiropráctico y ahí es donde todo cambió – no sólo mis dolores de cabeza, sino toda mi calidad de vida y mi forma de ver la salud y la enfermedad”.


 
La quiropráctica es una profesión sanitaria especializada que trabaja para optimizar las funciones del sistema nervioso y permitir al cuerpo sanar de forma natural y rendir como debería. Jans explica: “Aprendí  que el cuerpo se sana y  se regula a sí mismo, y que esto lo controla el sistema nervioso. Las desalineaciones de la columna vertebral (sub-luxaciones o nervios raquídeos atrapados) pueden impedir este control, derivando en problemas en otras partes del cuerpo. Cuando experimentamos síntomas como dolores de cabeza o de espalda, niveles bajos de energía, catarros o gripes frecuentes, cólicos en los bebés, etc., se trata del cuerpo lanzando una señal de alarma, diciéndonos que algo no va bien. Cuando sufría esos dolores de cabeza, mi quiropráctico descubrió que mi columna estaba severamente desalineada y yo ni lo sabía.”


 
Los quiroprácticos no tratan la enfermedad o los síntomas. Utilizan técnicas suaves y específicas llamadas “ajustes”, para asegurar que la columna esté bien alineada para que el sistema nervioso funcione al 100%. Esto permite al cuerpo sanarse de forma efectiva y a las personas rendir al máximo en cada aspecto de su vida. Lo que es estupendo es que cualquiera puede beneficiarse de los cuidados quiroprácticos, incluyendo a bebés y niños, mujeres embarazadas, atletas, padres, madres e incluso abuelos y abuelas.
 
Inspirado por los cambios que experimentó en su propia vida y en las de otros, Jans decidió embarcarse en los 5 años de educación universitaria intensiva requeridos para hacerse quiropráctico. Tras años de estudio y muchos más de práctica clínica en Australia y Reino Unido, ahora tiene su base en Ibiza, en El Árbol de la Vida, un centro de bienestar quiropráctico dirigido por Amelia Costales con ayuda de Laura Bufi.
 
“La quiropráctica existe desde hace más de un siglo y es la mayor profesión de salud natural del mundo, y sin embargo en España poca gente sabe que existe” apunta Jans. “Nuestra misión es cambiar la cultura de la salud en Ibiza y Formentera hacia un enfoque basado en un bienestar donde la gente se sienta empoderada para vivir de forma que puedan expresar su verdadero potencial de salud y así disfrutar de una vida mejor. Como sociedad, si queremos prosperar y no solamente sobrevivir, debemos realizar elecciones proactivas en cuanto a nuestra salud sin esperar a que lleguen la enfermedad o las dolencias.” 
 
La quiropráctica muestra una trayectoria excepcional por todo el mundo. Esto lo verifica el hecho de que más de 27 millones de personas visitan a un quiropráctico cada año tan solo en EEUU, incluyendo a atletas como Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo, Rafa Nadal, Jorge Lorenzo, los jugadores del Real Madrid o Tiger Woods, así como famosos como Arnold Schwarzenegger o Madonna. Mucha gente acude a un quiropráctico no por tener dolor o síntomas sino porque entienden que la prevención es mejor que la cura, y por los beneficios que experimentan en sus vidas.


 
“Nuestro objetivo es sanar a la gente y ayudarles a mantenerse bien durante toda la vida a través de la quiropráctica y de la vida sana. Ofrecemos información sobre todos los aspectos de la salud: la alimentación, el movimiento y el pensamiento beneficiosos.  En nuestra consulta se celebran muchos talleres y cursos ofrecidos por terapeutas de ideas afines. Sobre todo, explicamos la importancia de realizar chequeos regulares de la columna, y de ajustarla cuando está desalineada.”
 
“Mi mayor inspiración proviene de las maravillosas personas que acuden a nuestra consulta. Cuando alguien me cuenta que es más feliz desde que se ajusta, que tienen más energía para sus hijos, que pueden manejar el estrés del verano mucho mejor, o que su hijo es más extrovertido, siento un profundo respeto por el alucinante poder del cuerpo para sanarse cuando la columna vertebral está libre de subluxaciones o nervios raquídeos atrapados.”
 
Jans Olde Wolbers tiene más de 8 años de formación universitaria en ciencias y quiropráctica clínica, y es un quiropráctico y entrenador de bienestar titulado. Trabaja en El Árbol de La Vida, Calle Teniente General Gotarredona, 7 bajos, IBIZA, Tel. 971 19 01 30 / 661 21 21 19.