EDICIÓN 54: Agosto - Octubre 2012

Energía renovable

Texto: Cat Weisweiller



DCE² Solutions es una empresa de ingeniería y construcción bilingüe (Español/Inglés) con base en Ibiza que ofrece un completo catálogo de conceptos, gestión de proyectos, diseño y construcción, junto con otros aspectos relacionados con la energía renovable. Quedamos con su dueño, Jonathan Littlefair, para aprender un par de cosas sobre energía renovable.
 

 
¿Qué es la energía renovable?
La energía renovable es la que viene del mundo natural a nuestro alrededor, como el sol, el viento, la lluvia, las mareas y el calor geotérmico. Se renueva de forma natural y, en cierto modo, es gratuita. Sin embargo, para convertir esta energía gratuita en energía que podamos utilizar para nuestras necesidades diarias, hay casi siempre una inversión que realizar. La clave es encontrar formas de utilizar esta energía gratuita que nos ofrece la Madre Naturaleza para ayudar a proteger el planeta y además ahorrar dinero, logrando una situación en que todos ganamos: ECO-nómica y económica.
 
¿Cómo llegaste tú al tema de la energía renovable?
Siempre me ha gustado construir cosas. Vengo del sector de la ingeniería civil y la construcción, donde trabajé como ingeniero jefe en proyectos de grandes infraestructuras en Inglaterra, incluyendo el estadio de Wembley Arena, el Centro O2, el enlace ferroviario del Túnel de La Mancha o los puentes olímpicos. Mientras tanto, el tiempo que he pasado viviendo en Ibiza durante el invierno – sobre todo en fincas de campo llenas de humedad – significa que he experimentado de primera mano los altos costes y la poca efectividad de los calentadores y radiadores, lo que me hizo preguntarme cómo podría aprovechar mejor el calor de la chimenea. Mi incipiente curiosidad por estos temas me inspiró a formarme en energía renovable para complementar mis titulaciones en ingeniería civil y construcción. El siguiente paso por lógica fue montar DCE² Solutions, ofreciendo en una sola empresa todos los aspectos de la construcción, con la opción añadida de la energía renovable.
 
¿Por qué es tan importante utilizar energía renovable?
Con el calentamiento global, los precios en aumento del petróleo y el gas, y los conflictos en torno a estos recursos, es realmente importante que nos ajustemos y empecemos a cuidar del planeta. A nivel internacional, los gobiernos están mostrando más apoyo a los programas de energía renovable. Sin embargo, aunque ahora mismo están dando subvenciones, opino que en algún punto tal vez empiecen a incrementar los impuestos no sólo por el uso de petróleo sino también por tener una propiedad que no sea eficiente energéticamente. Durante los próximos 20 años la energía renovable cobrará cada vez más importancia, así que la carrera para desarrollar esta tecnología por todo el mundo ya está sucediendo. Desde un punto de vista empresarial, creo que todo el mundo debería ser parte de este cambio energético.
 

 
Por favor, danos algunos ejemplos de energía renovable.
Es todo, desde granjas solares y eólicas que producen energía eléctrica para naciones enteras, hasta una persona que caliente agua en un barril sobre el tejado de su casa. En Escandinavia, por ejemplo, proveen energía a cabañas junto a los lagos con generadores que se introducen en el caudal de un arroyo. Aquí en Ibiza, nuestro clima soleado es ideal para el uso de energía solar. De hecho, el Gobierno español ya obliga a que el 70% del agua doméstica de una nueva construcción se caliente con el sol. Sin embargo, de lo que mucha gente no se da cuenta es que la energía renovable no sólo implica crear energía sino que, y más importante aún, consiste en no perder energía – es decir, eficacia energética.
 
¿Por qué es tan importante ser eficientes energéticamente cuando utilizamos energía renovable?
La energía renovable no es como el combustible fósil convencional, como por ejemplo el gas. Los calentadores de gas producen mucha energía rápidamente, así que el gas puede ser utilizado a demanda, mientras que las renovables producen una energía lenta y estable. Así que la clave es tomar esta energía, almacenarla y después utilizarla de la forma más eficiente. Cuanto más ahorras, y más eficientemente la utilizas, menos necesitas producir.
 
Danos un ejemplo.
La energía solar puede ser utilizada para alimentar tu hogar de electricidad y agua caliente, sobre todo en los meses de verano. El arte está en utilizar esta misma energía del sol y maximizar su eficiencia, utilizándola no sólo para generar electricidad y agua caliente en los grifos, sino también para calentar tu hogar. Por ejemplo, podemos utilizar energía solar combinada con otros tipos de energía renovable (como chimeneas, calor de la tierra o del aire) para cargar un almacén térmico bien aislado. Este almacén puede entonces suministrar un calor constante a la casa – y lo mejor es a través de un sistema de calefacción eficiente como es el que se instala bajo el suelo. Junto con aislamiento completo, tuberías de alta calidad y un correcto espaciado y reparto de las zonas, una instalación como ésta puede funcionar a muy bajo coste y calentar una casa durante todo el invierno.
 

 
¿Es más caro utilizar energía renovable?
La energía renovable, por su misma naturaleza, nunca debería ser más cara pero, en la realidad, la gente a menudo se encuentra con que tienen que gastar una cantidad importante de dinero al principio – sin embargo, tras 10-15 años los costes de instalación se habrán recuperado y el dueño de la propiedad podrá empezar a beneficiarse económicamente. Otro tema es que las casas construidas en el pasado, sobre todo en Ibiza, no fueron hechas pensando en la eficiencia energética, así que no tienen tuberías, aislantes, etc. correctos. A menudo el coste más importante no es la instalación sino el trabajo necesario para hacer la obra y redecorar la casa. Esto es algo que afortunadamente puede remediarse con una buena planificación desde el principio en los proyectos de nueva construcción, donde cosas como aislamientos, prevención de humedades y un diseño inteligente de los sistemas deberían realizarse ya por rutina – ofreciendo beneficios a corto plazo, además de a la larga.
 
Con la energía renovable, ¿existe una solución para todos?
Ningún lugar ni persona tiene las mismas necesidades, así que las soluciones han de ser a medida de cada situación individual. Comprender tu entorno particular – y lo que se puede o no conseguir de él – es una obligación. Cualquiera que esté pensando en modificar su hogar, o empezar una nueva construcción, debería consultar a especialistas en energía renovable y también realizar su propia investigación independiente, para que puedan tomar decisiones mejor informadas.
 
¿Hay algunos pasos más pequeños que podamos dar para ser más eficientes energéticamente?
Desde luego. Poner cortinas más gruesas en invierno, utilizar anti-corrientes, cerrar puertas y ventanas, apagar las luces, utilizar bombillas de bajo consumo o anular los temporizadores de tus aparatos eléctricos… Todo ello reducirá tu factura de la luz y también tu huella ecológica de forma significativa. •
 

Imágenes del artículo