EDICIÓN 53: Junio - agosto 2012

Decorando tu hogar de dentro a fuera

Texto: Cat Weisweiller - Fotos de interiores: Conrad White



Residente en Ibiza desde hace 35 años, Laila Van Deurs se ha dedicado a la decoración de interiores desde mediados de los 80, tras sus años formativos en diseño de moda. “Me encantan las telas, así que fue una progresión natural, el ir de vestir a las personas hacia vestir hogares enteros.” ibiCASA decidió ir a visitar lo que ha sido su sala de exposiciones desde el año 2000, ‘Il Giardinetto Casa’, para recabar algunas ideas sobre interiorismo.
 
Fruto de tantos años de cuidadosa y afinada selección textil, su espacio es como una cueva de Aladín de telas y diseños, incluyendo Designers Guild, Andrew Martin, Pierre Frey, Ybarra & Serret y Malabar. Los precios abarcan desde los 20€ hasta los 400€ por metro. La pregunta obligada es: ¿por dónde empezar? Como con tantas otras cosas, cuanto mayor la inversión inicial, mayor será la perdurabilidad del producto a largo plazo, ya que el precio es directamente proporcional a la calidad. “Al elegir textiles para el hogar, hay que tener en cuenta muchos factores. Por ejemplo, ¿se trata de una propiedad para alquilar? En tal caso, la durabilidad y la facilidad de lavado son factores clave. O si son para tu propio placer, una mayor inversión en diseños más salubres es un lujo que tiene su justificación.”
 
“El interiorismo pasa por ciclos, como la moda. A menudo los colores y patrones que dominan la moda del momento se verán reflejados en la decoración de interiores. Por ejemplo, vuelven a estar de moda los estampados de flores, así como los coloridos. El entorno exterior siempre afecta a la decoración interior. Como tal, en Ibiza, el look urbano ya no se lleva – muchas personas ahora prefieren el look marino con maderas pintadas en blanco y ropa de hogar blanca con rayas azules y rojas.”
 
A Laila le apasiona también “devolver la vida” a viejos muebles a través del arte decorativo y técnicas de pintura especializadas. “Muchas personas han heredado propiedades que necesitan una puesta al día – iluminarlas, refrescarlas – pero a menudo querrán guardar ciertas piezas con valor sentimental. Un trabajo imaginativo sobre esas piezas les aporta de nuevo vida y melodía.”
 
A Laila, a menudo solicitada como consultora de diseño, no se le escapa la importancia de cada elección que toma el dueño o dueña de un hogar, incluyendo detalles como las ventanas. “Es fácil subestimar la importancia por ejemplo de las cortinas – largas telas sencillas arrebujadas, sin sobrecargarlas, añaden una profundidad infinita y por tanto otorgan una sensación espaciosa a una sala – aportando ese toque adicional de magia y opulencia.”
 
Laila aconseja que todo diseño debería ceñirse a un principio bien simple: “En cada casa debería haber un hilo conductor en cuanto al estilo – desde los planos arquitectónicos originales hasta los últimos detalles de la ropa de hogar. Todos los aspectos del diseño deberían reflejar las personalidades de los habitantes, sus estilos de vida y necesidades, y hacer que se sientan bien. Si esto se consigue, la gente adora su casa tanto que nunca siente la necesidad de salir…”
 
Al otro lado de la calle, encontrarás al socio decorador de Il Giardinetto Casa: ‘Toldos Santa Eulalia’, dirigido por Nicolai Floccari y especializado desde 1991 en diseños exteriores para proteger de la lluvia, el sol y el viento. Nicolai lleva el negocio desde que falleció su legendario progenitor, Luciano, hace cuatro años. Ya que había pasado desde los 18 muchos años junto a él aprendiendo el oficio, Nicolai lo retomó armado del mismo entusiasmo y experiencia en el sector que su padre.
 
“En cuanto a diseño de exteriores, existe la idea errónea de que los toldos y las velas sólo sirven para restaurantes y otros negocios comerciales. A la gente le suele sorprender saber que nuestros clientes son en un 80% personas privadas y tan solo el 20% son empresas.” Esta estadística ilustra cuánto han cambiado las cosas en años recientes, con el acceso a diseños de exteriores cada vez más sofisticados, incluyendo toldos electrónicos con sensores de sol / viento / lluvia incorporados, iluminación e incluso música. Por no hablar de los conceptos de elaborados diseños superpuestos que ofrecen máxima efectividad e impacto visual. Esta tecnología de diseño resistente a la climatología no se reduce a los todos, sino que abarca cocheras, tipis, tiendas de Rajastán, vallados retractables, habitaciones adicionales, sistemas de sombreado automático para ventanas, pérgolas con techo…
 
Basta decir que la lista de lo que hoy en día está disponible no tiene fin, al igual que los materiales – desde la veterana lona hasta un PVC micro-perforado que, siendo impermeable, puede respirar, ofrece más luminosidad y es fácil de lavar, lo cual es especialmente interesante aquí en Ibiza, donde batallamos constantemente contra el polen de pino y la lluvia arcillosa.
 
Mostrándome una imagen de la instalación de uno de los mayores parasoles de Ibiza, Nicolai explica orgulloso: “Tiene 216 m2 y lo sostienen tan solo cuatro postes.” Cuando le cuestiono la relevancia del dato, me señala que la calidad estética y la discreción de los diseños protectores son tan importantes como su funcionalidad. Parece que las instalaciones para hacer vida en el exterior se están convirtiendo en cierto de modo en una celebrada forma de arte y, como tal, se han ganado su espacio en los planes de diseño de cualquier futuro hogar. •
 

Imágenes del artículo