EDICIÓN 46: Abril - junio 2011

SALUD Y SANACIÓN HOLÍSTICA

Texto: Sabina Brownstein
La habilidad del cuerpo humano para mantenerse sano y sobreponerse a la enfermedad es uno de los regalos más extraordinarios de la naturaleza, pero a veces se ve desbordado y necesita algo de ayuda. Hay muchísimos sistemas de sanación disponibles, así que nos puede resultar confuso el intentar encontrar los que nos funcionarán. Somos todos individuales y lo que ayuda a una persona a recuperarse puede no servirle para nada a otra persona con la misma enfermedad. La clave es tener la mente abierta y hacerle caso a lo que te sienta bien. Esto lo experimenté yo misma en el 2001, cuando me diagnosticaron esclerosis múltiple y tenía dificultades a la hora de caminar, levantar los brazos, sentarme y concentrarme. Me aterraba la idea de acabar en una silla de ruedas, así que me dediqué a hacer lo que hiciera falta para recuperar mi salud. El primer paso fue aprender todo lo que pude sobre nutrición, ya que tu cuerpo es tan sano como lo que lo alimente. Unos ejercicios suaves de Qi Gong varias veces al día ayudaron a que la fuerza vital fluyera desde mi interior, y cuando me puse más fuerte pude dar paseos diarios que me permitían conectar con la serenidad de la Naturaleza. El trabajo de soltar mi carga emocional y mental también tuvo mucho que ver con mi recuperación, así como mantener un ánimo positivo. Investigué, aprendí y practiqué numeroso métodos de sanación para así encontrar los que funcionaban para mí. Todo ello me ayudó a recuperar el bienestar total en menos de un año, y hoy en día disfruto de senderismo, jogging, baile, y me siento tremendamente agradecida por la vida que he recuperado.
 


Al haber estudiado y utilizado tantos métodos de sanación – primero sobre mí misma y luego con amigos y clientes – he llegado a apreciar el gran potencial de la medicina energética, que es una mezcla innovadora de sabiduría ancestral y técnicas de sanación contemporáneas no-invasivas. El Dr. Norman Sheally, Presidente de la Asociación Americana de Medicina Holística, dice que: “La medicina energética es el futuro de toda la medicina.” A lo largo de los años, he creado una mezcla especial de métodos y ejercicios que funcionan en armonía para devolver al cuerpo y la mente a su equilibrio natural. Una de mis modalidades favoritas es la Medicina Energética Eden (EEM en sus siglas en inglés), que es una práctica poderosa que trabaja sobre todo con los tres sistemas energéticos principales del cuerpo: los meridianos, los chakras y el aura. Los meridianos son canales invisibles que llevan energía hacia todas las partes de nuestro cuerpo. Los chakras son centros energéticos concentrados que se corresponden con órganos específicos y con distintos aspectos de tu personalidad. El aura (los científicos lo llaman el biocampo) es un envoltorio de múltiples capas que emana desde tu cuerpo e interactúa con el entorno. La EEM utiliza técnicas que provienen de diferentes tradiciones de sanación natural para restaurar y mantener el fluir, la armonía y la salud de tu cuerpo. Lo hace a través de ligeros golpes (tapping), de masaje, conectando puntos de acupuntura, equilibrando los chakras, tejiendo el biocampo... Estos y otros ejercicios están diseñados para crear efectos energéticos concretos y juntos fortalecen el sistema inmunológico, liberan estrés, agudizan la mente, equilibran tus hormonas y alivian el dolor.



 
Un ejercicio de EEM sencillo que puedes probar ya mismo aumentará tu energía de una forma mucho más sana y efectiva que tomarte un café. Se llama “Tapping el Timo“, siendo el timo una glándula situada en el centro de tu pecho. Date golpecitos suaves en el centro del esternón (también conocido como el “punto de Tarzán”) durante 30 segundos, mientras respiras profundamente, inspirando por la nariz y expirando por la boca. Los beneficios de este ejercicio no sólo incluyen estimular tu energía en general, sino que también incluyen la activación de tu sistema inmunológico y el incremento de tu fuerza.
 
Concentrarse solamente en el cuerpo físico para la sanación a menudo no es suficiente, ya que los conflictos no resueltos en los cuerpos emocional y mental pueden drenarte de fuerza vital. Soltar daños del pasado a través del perdón y de aprender a realmente amarte y honrarte, es algo tremendamente importante para el bienestar general. Una herramienta muy efectiva para lograr esto se conoce como EFT (Terapia de Libertad Emocional, en español), que es un proceso poderoso que ha demostrado ser exitoso en diversos estudios científicos. Trabaja con toda una variedad de aspectos de la salud y de las emociones, incluso que se hayan resistido a otros métodos. Puede aprenderse y aplicarse muy rápidamente, lo que ha contribuido a aumentar su popularidad entre millones de personas. Su funcionamiento es bastante sencillo: te das golpecitos con las puntas de los dedos en puntos meridianos específicos para introducir energía kinética en tu sistema, y a la vez piensas y das voz a los problemas concretos en los que estás trabajando. Esta combinación de golpear el meridiano energético y hablar en voz alta de los problemas resulta en una limpieza del “cortocircuito” – el bloqueo emocional – que está alterando el sistema bio-energético de tu cuerpo.
 
Tu cuerpo es un milagro. Está compuesto de 50 billones de células que trabajan juntas incansablemente cada minuto del día para realizar incontables tareas complejas que te mantienen bien y con vida. Este baile cósmico está maravillosamente diseñado para mantener una salud óptima y superar cualquier tipo de enfermedad. El objetivo de la Sanación Holística es potenciar este proceso natural, enfocándose en tu cuerpo como un sistema vivo de energía con una poderosa capacidad de sanación. Maximizas esta capacidad al tomar parte activa en tu propio bienestar y escuchar la sabiduría de tu corazón, lo que te mantendrá en el camino hacia la salud y la felicidad. Existe una fuerza benévola en el Universo que está siempre ahí… cuando te dirijas a ella, siempre te responderá.

Imágenes del artículo