EDICIÓN: Junio - Agosto '08

JARDINERÍA: PINCELADAS DE COLOR

Vicente Cleries


Es bueno poner unas pinceladas de color en nuestro entorno para alegrarnos la vida. Los tonos grises entristecen, los tonos verdes relajan, pero los tonos vivos (rojos, anaranjados, amarillos) alegran y salen de la monotonía, la combinación del colorido da tonos de buen gusto y saber vivir.
















¿Cómo podemos poner esos colores vivos? Pues muy fácil, coloreando unas macetas de geranios, de petunias, de crisantemo margarita, de begonias, de dalias, de impatiens (o alegría de la casa, llamados vulgarmente). De caléndulas, de gladiolos, de agapantus azules y blancos, de fuxias (o pendientes de la Reina), de clavelitos, de, de, de… un sin fín de plantas vivaces que florecen en primavera-verano.








Alguna de estas plantas se plantan en bulbos como los gladiolos, las dalias. Otros muchos como las francesillas, las freisas, etc., son muy fáciles de plantar, ya que preparando la tierra bien mullida se entierran pocos centímetros, que suelen ser un tanto igual al tamaño del bulbo.

Si se prepara bien la tierra, y se le mezcla al mismo tiempo un poco de turba y unos granitos de abono, la planta o bulbo que plantemos seguro que vivirá durante tres o más meses, que es lo que dura su vida en perfectas condiciones.

Como en otras ocaciones, he mencionado primavera y verano que es cuando acuden a comer de la plantas los insectos y los hongos, pero hay productos para combatirlos muy fácilmente con spray. Mezclando un poco de producto con agua y rociando de vez en cuando las plantas. Siempre es aconsejable prevenir o atender a los primeros ataques.
Si no conoces bien los síntomas de las plagas, es conveniente que cortes una pequeña ramita infectada y la llevas al centro de jardinería para que te den el producto adecuado.





También debemos observar bien, el crecimiento y color de las hojas, pues si tienen aspecto de no tener el color verde intenso, se aplican unos granitos de abono y a los pocos días noteremos el cambio de color en las hojas a un verde más natural.














Consejo de abonado: La falta de abono es malo pero el exceso es fatal, quema la planta.

Pues bien espero que estos consejos te ayuden a poner unas pinceladas de color en tu vida… vale la pena.