EDICIÓN: Abril - Junio '08

CHI KUNG










El Chi Kung es una práctica milenaria que proviene de la antigua China. Se compone de dos caracteres: “Chi” podría traducirse como energía, y “Kung” significa trabajo, práctica, estudio. Forma parte de los cinco pilares en los que se apoya la Medicina Tradicional China (Acupuntura, Masaje, Fitoterapia, Alimentación y Chi Kung).






Gracias a la práctica del Chi Kung, podemos equilibrar el cuerpo, la energía y el aspecto mental/emocional. Son estas tres partes las que tienen que funcionar interconectadas y equilibradas entre sí y entre las influencias externas de la naturaleza, teniendo nosotros la capacidad para influir en ese equilibrio cuando surge alguna desarmonía.





Desde un punto de vista global, con el Chi Kung podemos trabajar de 3 maneras diferentes, y es aquí donde se hace referencia al cultivo de los 3 Tesoros, Jing, Chi y Shen.
- Cuando se habla del Jing (Esencia), se hace referencia al aspecto constitucional, a los genes que nos han transmitido nuestros padres. Es la energía más densa de las tres, por lo que se puede asociar a la parte corporal y estructural del ser humano. En este apartado el trabajo se centra en fortalecer el cuerpo y drenar los canales.

- El Chi (Energía) se refiere al aspecto energético. En este apartado se realiza un completo trabajo que implica las diferentes respiraciones y sonidos que pueden influir sobre nuestro sistema orgánico, a la vez que se da un énfasis especial a la movilización del Chi, combinando movimientos suaves y lentos con otros más dinámicos y vigorosos. La clave de este trabajo es nutrir los órganos.

- El Shen (Espíritu) hace referencia al aspecto mental y emocional. Esto es posible gracias a la concentración y a la vivencia de las emociones trabajadas en los ejercicios. Cultivar este aspecto desarrolla nuestras capacidades cognitivas y nuestra estabilidad y equilibrio emocional. En este apartado nos centramos en calmar la mente y regular las emociones.












Gracias al trabajo equilibrado de estos tres aspectos podemos fortalecer nuestro cuerpo ante los ataques de los factores climáticos, armonizar la energía de nuestros órganos y calmar nuestra mente, obteniendo una salud integral.










Los Tres Tesoros son inseparables y complementarios, ya que todo ejercicio de Chi Kung tiene siempre en cuenta a los tres, si bien es cierto que podemos enfatizar más el trabajo de uno de los Tesoros, en base a una necesidad o bajo recomendación de un instructor cualificado.
 
Información y cursos:
Juanjo Torres · 645 142 229