EDICIÓN 27: Febrero - Abril '08

MASCOTAS: PERROS CONSEJOS DE CARA AL INVIERNO


La mayoría de perros se ven afectados por el frío, aunque algunas razas, están especialmente preparadas para estas condiciones adversas. No debemos temer al frío, si respetamos estos consejos básicos:

Alimentación: Las necesidades de cada perro varían según la edad, tamaño, metabolismo, ambiente, actividad, etc., pero todos ellos coinciden en que durante el invierno, el cuerpo exige más calorías, debido a las bajas temperaturas.

Ambiente: Los perros han desarrollado mecanismos de defensa contra el frío, y su manto y grasa subcutánea les crean un aislamiento térmico.
Si el frío es muy intenso, sus paseos deben ser frecuentes pero más cortos, ya que cuanto más tiempo estén en la calle, más posibilidades tienen de enfriarse.

Si nuestro perro está acostumbrado a dormir fuera, no debemos cambiar sus costumbres bruscamente, ni introducirlo en el interior de casa con la calefacción en marcha, ya que estos cambios hacen que se produzca una sequedad del pelo y tengan mudas anormales.

Si, por el contrario, nuestro perro está acostumbrado a dormir en el interior de nuestra casa, debemos protegerle frente al frío al salir a la calle en su paseo habitual, con abrigos, etc., que existen en el mercado.

Cepillado: Deberemos realizar los cepillados habituales para sacar todo el pelo muerto existente, dejando el pelo brillante y sano.

Las enfermedades más frecuentes en esta época son:

- Rinitis: Catarro nasal consistente en la inflamación de la mucosa nasal debido al frío y a cambios bruscos de temperatura. Lo notaremos porque el animal estornuda, y excreta una secreción acuosa o mucopurulenta.

- Laringitis: Inflamación de la mucosa de la laringe que provoca cambio de voz, tos, ronquera, resistencia a beber agua fría, ...

- Almohadillas: agrietamiento de estas, debido al roce sobre superficies ásperas y frías. En caso de mucho fría podemos proteger las almohadillas con calcetines o con cremas protectoras.

- Parásitos: Los debemos tener presentes todo el año. Tenemos que desparasitar a nuestra mascota al menos dos veces al año.





Imágenes del artículo