EDICIÓN 26: Diciembre '07 - Febrero '08

MEDITACIÓN: PAZ INTERIOR

Dassana
La fuente de nuestro descontento, nuestro estrés, nuestros miedos y frustraciones, etc., es el flujo ininterrumpido e inquieto de nuestros pensamientos.









Los pensamientos en forma de ideas, prejuicios, expectativas, comparaciones... nos distraen de la realidad del presente. Los pensamientos oscurecen nuestro ser, como nubes en el cielo; perdemos contacto con el momento y nos desconectamos del presente. Los pensamientos nunca se relacionan con el presente, sino que flotan en el pasado (comparación, prejuicio) o en el futuro (ideas, expectativas).







La meditación trae consigo un cambio de conciencia en el que el pensamiento y la consciencia se separan. En lugar de perderte en tus pensamientos, te revelas como la consciencia tras el pensamiento. Entonces el pensamiento ya no es una actividad autónoma y auto-complaciente que nos controla a nosotros y a nuestra vida. En lugar de gobernar nuestra vida, el pensamiento se convierte en una herramienta de consciencia.


Cuando comienzas a entender cómo funciona el aparato pensante, aparece en tí una inmensa consciencia que no nace del pensamiento. Eres más y más consciente de que la razón es tan sólo un mecanismo, y que eres en realidad consciencia.

La identificación con nuestro proceso pensante forma nuestro ego. La inteligencia de una persona, que no es más que un aspecto de la inteligencia universal, ha sido distorsionada y utilizada por el ego. Nuestro profundo anhelo de buena fortuna, amor, paz y realización nos lleva más y más lejos de nosotros mismos, porque el ego corrompe este anhelo.



Nos agotamos en la búsqueda de seguridad, posesiones, poder, estátus y confirmación. Empezamos a parecer una persona sentada sobre un arcón lleno de piedras preciosas, buscando afuera en el mundo de forma expectante y codiciosa, soñando con tesoros inalcanzables, pensando desesperadamente en cómo conseguirlos.

La meditación es un método que nos distancia de nuestro pensamiento y nos permite experimentar la realidad de nuestra consciencia a través de una paz interior – el centro quieto de nuestro ser que es la alegría, el amor y la paz.
Ya que la consciencia está en el presente atemporal, no le afecta ningún suceso.
La meditación es el estado de ser en paz interior y afecta a nuestras actividades, hábitos, comportamiento, relaciones y trabajo.



Cuando la consciencia crece alejada de pensamientos turbulentos, la ira comienza a disolverse, y cuando se disuelve la ira llega la paz. Cuando desaparece el odio, el amor está aquí. Cuando desaparecen las envidias y los celos, la profunda amistad lo invade todo.

La Meditación es la Más Elevada Experiencia de Felicidad. No puede ser creada por la tecnología, no puede comprarse ni obtenerse con drogas.

¡ La Meditación ofrece una Navidad permanente!







Dassana ha impartido cursos de meditación en Ibiza, Holanda y Alemania.

www.meditationincelebration.com







Imágenes del artículo